Logotipo del blog

No Tires La Toalla

DEJAR DE ESTUDIAR, NUNCA ES UNA OPCIÓN

cginori 23 enero, 2017 Encuentra tu vocación

NTLT-blog3

Muchas veces cuando estamos a punto de entrar al bachillerato encontramos una serie de “razones”, por no decir pretextos, de por qué no deberíamos hacerlo, a muchos nos da flojera, otros consideran que es imposible debido a los gastos que esto implica, a otros simplemente “no les gusta la escuela”, sea la razón que sea, solo son eso, PRETEXTOS y te vamos a explicar por qué.

 

  • Comencemos por el clásico “me da flojera”: A todos nos ha pasado que nos despertamos temprano y no podemos salir de nuestras camas para ir a la escuela, nos da flojera simplemente de pensar en el trayecto a la escuela y las clases del día, pero ahí tenemos que detenernos a pensar, un estudiante de último año de secundaria lleva aproximadamente 12 años estudiando  (contando el kínder), un estudiante egresado de universidad asiste a la escuela 20 años aproximadamente, esto quiere decir que ya llevas más de la mitad de lo que se estudia normalmente, desperdiciar estos años ya recorridos de esfuerzo sería una lástima, sin mencionar que si quieres cumplir tus sueños y comprar cosas bonitas, necesitas un título universitario para ganar lo que tú quieres. Sabemos que da flojera a veces, pero es un esfuerzo para tener una vida más relajada y con más lujos.

 

  • “No me alcanza para pagar la escuela”: ir a la escuela implica un gasto, sin importar a qué escuela asistas, pero eso nunca debe ser un impedimento, la SEP cuenta con muchos programas de ayuda y becas para que no dejes de estudiar, así que antes de escudarte con este pretexto te recomendamos checar estos programas.

 

  • “Mi escuela no está padre”: este pretexto es el más común y el que más jóvenes utilizan para dejar de estudiar, ya sea por los maestros que te tocaron, por los compañeros que tienes, o el uniforme que usas, pero la escuela no define al alumno, alguien con ganas de estudiar no va a detenerse solo por no quedar en una escuela popular o “fresa”.

 

Estudiar puede ser divertido si tú te lo propones, la única limitante eres tú mismo.

 

Siempre recuerda que la toalla no se tira.

ACERCA DEL AUTOR

cginori